lunes, 28 de enero de 2008

TOMATELO CON SODA

Nuevamente dejé pasar el tiempo desde mi última entrada y no es que no tenga cosas para escribir y compartir, pero estaba esperando que pasara algo realmente movilizante, algo realmente importante en mi vida….y la vida pasa y caigo en la cuenta que me están pasando cosas importantes todo el tiempo, lo que siento es que no le doy la importancia que tienen. “La vida es eso que pasa, mientras nosotros estamos ocupados haciendo otras cosas” sentenció John Lennon. Por eso me tomaré este rato para rendir un sincero y merecido homenaje al sifón Drago (al que?... Al sifón Drago).
Por haber estado en otras latitudes empezaré por ilustrar sobre la palabra sifón, que segùn la RAE es: 3. m. Botella, generalmente de cristal, cerrada herméticamente con una tapa por la que pasa un sifón, cuyo tubo tiene una llave para abrir o cerrar el paso del agua cargada de ácido carbónico que aquella contiene.
Antes eran de vidrio, con el cabezal de metal, solo se consiguen esos viejos sifones en la feria de San Telmo como reliquias para adorno, ya que hoy tenemos el mismo diseño pero con envase de plástico. Salvo, salvo….el gran Drago.
El sábado agarré la bici y salí en la búsqueda de un repuesto para la bordeadora ya que los yuyos tomaron mi casa y en la ferretería tenían en exhibición una carga de repuesto del drago original, al preguntar cuanto valía, me dijo el Sr. que no había pero que podía averiguar y que si estaba con la urgencia de tenerlo podía conseguirlo en Verduga y Márquez….sin pensarlo demasiado, me di cuenta que quería mi sifón y allá fui. Resultado, Pedro, dueño del local le pidió a Ramón que me enseñará su uso, para no traicionar la muy buena disposición de Ramón me hice el que no sabia como funcionaba y atendí toda la explicación. Al irme, Pedro, a quien no conocía hasta entrar a su local, me preguntó si tenia familia, mas precisamente hijos, al decirle que ya eran grandes, me dijo, “no importa, llevales esto”…Mientras extendía su mano con un paquete de obleas para ellos, al darse cuenta que estaba abierto, se puso un poco mal y dijo –se despego acá-. Viendo su buena intención y no entendiendo porque tenía tan noble gesto, callé, me subí a la bici y vuelta a casa. Que lindo que es vivir en un barrio, que linda es mi gente.
Desde entonces y a la fecha llevo una vida tranquila ya que me lo estoy tomando todo con soda.
NdelaR Por no conseguir la estrella de la bordeadora, la arreglé al decir de mi último ex suegro en forma “provisoria”, con una tapa de mayonesa. Y funciona.

viernes, 4 de enero de 2008

CAMINO AL ANDAR

Hace muchos días que no escribo nada, veo esta hoja en blanco (¿Hoja? ¿Cual hoja?) y decido arrancar como para ver si sale algo. No es que me falten temas, es simplemente que no me decido cual tocar, pienso en cosas, anécdotas, títulos, pero no me terminan de convencer. A lo mejor escribo de todo como venga cayendo, eso, como venga.
Lo primero que se me ocurre es el porque, me refiero al porque escribo, me propuse hacer este blog hace un tiempo para mejorar la escritura, hoy no es esa la propuesta, hoy voy haciendo una hoja de ruta donde vuelco cosas, todas a la vista, me encanta como estoy jugando de abierto en mi nueva vida, una suerte de “pasen y vean” como pregonaban para meter gente en los viejos circos. Si, pasen y vean, porque no solo hay para mostrar, también esta la sensación de exhibición, me gusta. Hoy le mostraba a una compañera de trabajo mi diferente concepción de la red, ella preocupada porque le estaban hackeando su MSN y yo, acá, escribiendo para la popular, jajajajaja (me gusta). No sé quien esta del otro lado leyendo, salvo que dejes tus comentarios al pie y hasta puedo ser yo, hoy estuve leyendo algunas cosas que escribí acá mismo (el día que no amanecí) y apestaba de triste…claro, hoy que paso el tiempo (risas).
Bastante loco este tema de Internet, que además pienso en este momento, es como una “cápsula del tiempo” (programa de tele), queda la huella de lo que uno cuelga y si esto es así, quedará registro de cuanta cosa uno suba, ¿que responsabilidad no?
Comenzó un nuevo año hace 4 días, el 2008. Viví intensamente el cierre del anterior y comienzo de este con mis amigos, los Mackintosh, en Miramar, ya que cenamos tremendos ravioles con estofado que cocinó Lidia y faltando un cuarto de hora para el cambio del viejo a nuevo, llevamos copas y champagne y nos fuimos a vivir el acontecimiento a la playa. Un lujo, impresionante, se venia abajo el cielo con los fuegos artificiales, eso me gusto mucho, se hacia de día con tantas luces, mientras se nos escapaban los guau!!! Y sonidos que venían desde muy adentro, tremendo, me gusto. Buena manera de arrancar el año y para despedir el anterior, no podría haber pensado nada mejor.

viernes, 14 de diciembre de 2007

ASADO CON AMIGOS

Anoche y porque si, se armó una reunión de amigos con asado, este clásico pampeano es una muy buena excusa para juntar voluntades. La planificación surge más o menos así: -Che…¿porque no nos juntamos en casa para comer un asado? (nunca se sabrá si el motivo de la consulta es, vengan a conocer mi casa, que bueno sería que nos juntemos a divertirnos un rato o que ganas de comer un rico asado. En mi opinión había de los tres condimentos). -Dale, le digo a los muchachos…. -¿te parece la semana que viene? -si, dale, yo pongo el vino (Carlitos, tiene viñedos en Mendoza e iba a incluir vino propio, sin marca y según dijo, todo para exportar) -yo pongo la carne (Franco se encargaba de esto, mollejas, asado de tira, chinchu, etc.…) -yo pongo el postre (Gus tenia en el freezer helados de freddo, riquísimo….) -el resto que traiga la picada… Yo forme parte del resto, se encargó Lio….un lujo, tremendo….quesos varios, salamines, bondiola, aceitunas, maní salado, jalapeños, papas fritas…en fin, todo lo que una picada debe tener. Esto en si mismo ya es una comida, pero seguimos…. Finalmente llega el día, que fue ayer y se arma en la parrilla el fuego, prendiendo el carbón que una vez hecho brasa, se desparrama por el suelo de la parrilla y se coloca la carne que luego de unos 40 minutos ha de servirse. Cuento todo esto para quien pueda estar leyendo, entendiendo español pero no lo que es un asado criollo (si quieren mas referencias puedo darlas). Lío trajo un frasquito con un chimichurri de su propia creación, estaba rico. La pasamos bárbaro, como siempre se pasa entre amigos y con asado de por medio, con anécdotas, riéndonos mucho, disfrutando de la vida…nada mal y altamente recomendable.
video

miércoles, 12 de diciembre de 2007

PESCANDO LA VIDA

Quisiera expresar ahora mi gusto por la pesca, la deportiva. Desde chico me gusto pescar, encuentro mucho placer en eso, aunque siempre me gustó mucho mas, todo lo que acompaña a la actividad misma. Esto quiere decir que si voy a pescar voy a compartir y eso me encanta. Voy a compartir con un amigo la experiencia, voy a compartir con alguna compañera un momento de placer, de vacaciones, de tiempo libre, de no pensar en obligaciones. Es maravilloso. La pesca me ha llevado a conocer lugares y personas increíbles, amigos desde hace muchos años que la pesca me ha dado. Mis primeras salidas, eran con la familia, mis hermanos y ni mamá. Después vinieron tiempos de ir al rio con amigos del barrio. El primer gran hito fue cuando luego de muchos sueños y tiempos de fantasías, el papa de “chango” mi amigo el de la esquina, nos iba a llevar con su SIMCA (ya auto viejo cuando yo era chico) a General Belgrano…al Salado (que pedazo de rio), si bien eran 100 km en aquellas rutas y con aquellos autos era toda una aventura. Llegado el dia, salimos pero no llegamos, antes de llegar se fundió el auto…cuac. Todo se iba por la ventana, sin embargo, ya que eran para nosotros (no para el viejo Caceres) tiempo de vacaciones, la pasamos bárbaro, durmiendo al costado de la ruta en la carpa que ibamos a poner a la orilla de nuestro deseado rio. Paso el tiempo y ya como con 27 años, un conocido (hoy amigo en la distancia) me invito a pescar dorados, mi infancia habÍa pasado soñando con que alguna vez iría al norte a pescarlos y alguna vez aprendería a pescar con mosca. Acepté entonces la invitación de mi amigo Carreño y junto al negro Solís (que los perdí por distancias que nos separan) fuimos a parar a Ituzaingó, Corrientes, pescando mi primer dorado con señuelo, que acusó 15,700 kg y que Luis se tomará la licencia de publicar la foto y agregando 17,500 al pie, justificando esta inversión de números como que era buena para todos y que nadie se iba a quejar, ni el guía, ni yo, ni la revista (Aire y Sol) ni los que leían disfrutando de la envidia. Pasado el tiempo, llevé a mis hijos a pescar, luego conocí a Noel Pollak que me enseño finalmente a pescar con mosca pero no solo eso, sino su pasión por la vida, por la naturaleza, por los insectos, por estar vivos y que a lo largo de reuniones, fotos, viajes y primeros lances que me permitieron tener el don de lo que algunos denominan arte. Les adjunto un video de este año pescando en el rio Malleo, cerca de San Martin de los Andes, Patagonia, Argentina…..disfruten!!!, que de eso se trata.

lunes, 10 de diciembre de 2007

Ho, ho, ho…



Hace unos dias empecé a notar algunos cambios en mi entorno, las vidrieras van mutando hacia la gran compra de Navidad. Con la excusa del nacimiento del niñito Jesús, comerciantes de distintas religiones se aprestan a la venta de todo su stock, antes que se termine el año. Los shoppings apestan mas que antes, con sus vidrieras a tope en el clásico colorado y blanco, que supongo estarán inspirados en los colores del traje de combate de Papá Noel. ¿Papa Noel? ¿De donde salió? Si, si, ya sé, dicen que de los paises del Norte, pero porque invadió el hemisferio sur? ¿Porque hacernos sentir culpables por no haberle comprado regalos a fulano?. De movida, voy a desconfiar de un señor que baja por la chimenea y conserva su uniforme impecable.
Cuando era un nene, me encantaban las fiestas, mi grupo familiar compuesto de papa (no Noel), mamá (no la pacha) y dos hermanos, íbamos a festejar Navidad a la casa de mis abuelos maternos, mi abuelo además cumplía años el 25 de Diciembre, por lo que venia de fiesta corrida, a eso sumarle, los 5 hermanos de mi madre con toda su descendencia…pffua!!!! Que fiesta….hasta fuegos artificiales había, que nos distraian mientras el barbudo de uniforme dejaba los regalos cerca del arbolito, todo magia. Cuando me enteré que el gordo no existía y que los regalos los habían comprado mis padres, sentí la pérdida de la inocencia y otro indicio mas que la realidad a veces pasa por otro lado, bienvenido al grupo de los avivados, a partir de allí y siendo el hermano mayor, debía continuar con la mentira y avivar la fantasía del gordo que tenía a esta altura muy deteriorada su imagen. Con el tiempo tuve hijos y les mentí tal cual lo habían hecho conmigo. Habrá servido de algo?.
Luego me separé y entonces las fiestas de ellos eran distintas, que si me toca con quien….así no era cuando yo era chico.
Pasaron los años y me di cuenta que lo que nos había pasado a nosotros les había pasado a muchos otros. Las fiestas eran otra cosa, había cosas por festejar, la clásica de todo tiempo pasado fue mejor, ahora parece que tiene validez, ya que no escucho la alegría de antes y no es porque soy adulto, es porque no está esa alegría y la euforia de “la familia unita” al decir de los Campanelli y se le agrega el condimento de las familias ensambladas, las mentiras cruzadas, la sensación de no llegar, de no cumplir, de no poder.
Fuertes vivencias de otra época donde las vidas se vivían intensamente aún con mentiras, mientras que los medios y su colonización nos fueron enjuagando las alegrías, hasta pasar a que ya no importa tanto la reunión de la familia en una cena anual, sino la expectativa de ir de compras, aplacando así el stress que se produce por estos días.
Compras compulsivas, mientras pasamos de ser protagonistas en otra época, a simples espectadores de lo que nos pasa hoy.
HO, ho, ho… Feliz Navidad.

lunes, 3 de diciembre de 2007

UN FRICHOLI POR FAVOR

Hoy me acordé de los fricholis, este nombre no es conocido más que por mi familia, siempre trate de averiguar si alguien los conocía y nunca encontré a nadie.
Mi mamá era muy buena cocinera, cocinaba muy variado, eso me permite hoy disfrutar de cualquier comida, me gusta todo, prefiero más algunas cosas que otras. Cocinaba muy rico y comidas complejas, cuando en casa tocaba churrasco, claramente algo le pasaba a la vieja. Su infancia en Entre Rios la había puesto a tono con las comidas criollas y la proximidad de lo que ella recordaba como la aldea Pasenkuter (por ser de transmisión oral, no sé como se escribe) pegadita a su pueblo Strobel, supongo que hizo que aprendiera comidas foráneas. Porque había muchas comidas de estas, pero la que mas extraño son los fricholis, estos los hacia muy de vez en cuando y eran algo asi como una torta frita, que una vez hechos se los pasaba por un almíbar muy particular, con clavos de olor y vaya uno a saber que otras cosas.
Esto de los fricholis, me pone a pensar en todas esas cosas que vamos perdiendo en el camino de la vida, personas que ya no están, sabores, momentos, olores, todas esas cosas a la que uno se va acostumbrando, va perdiendo. Como que uno se levanta, se toma unos mates, después come y así va pasando el día, los días, la vida……
Mientras escribía esto, entró mi hijo Mariano por el MSN, con quien hace unos días hablábamos de que teníamos que ponernos a tratar de encontrar quien pueda hacer los fricholis porque el de chico los comió…y el diálogo empezó buscando en el google a ver si aparecía alguna receta y siguió con que el iba a cocinar esta noche empanada gallega, que mi mamá le enseño y a modo de homenaje.
Cierro entonces mi homenaje para ese elemento tan insignificante como es un fricholi, que como ven, es muy valioso para nosotros.

martes, 27 de noviembre de 2007

ÚNICO, COMO VOS Y YO

Ayer, como otros domingos fui a remar, pero, esta vez estrenando mi mp3, que placer!!!
Arranqué de casa y en bicicleta como a las 11, después de leer el clarín y desayunar en la cama. A las 12 estaba en el club, sacando el kayak y remando en un clima más que agradable. Meterme por los riachos del delta escuchando música es un placer que les recomiendo para que tengan en cuenta, a las 14 estaba de vuelta en el club y otra vez bici hasta casa. Durante las 4 horas me acompaño el aparatejo.
Como ven en el relato, nada especial, o todo es especial, porque estoy vivo, porque disfruto de eso, porque me maravillé con el entorno, porque salvo alguna que otra mosca molesta, el resto se desplegaba exultante, ví unos alguaciles celeste tornasolados que se apoyaban en el kayak, también unas flores casi del mismo color, me causó mucha gracia ver a una garza bebe que a medida que me acercaba volaba unos metros y le tiraba el picotazo a los pececitos de la orilla, pero me parece que le faltaba entrenamiento porque no ví ningún gesto en ella de atrapar algo. También ví un Martin Pescador grande, (hay grande y chico) que supongo que debe vivir por allí ya que lo encontré en el mismo lugar de la semana pasada. Me cruzo en todo la vuelta con 3 casas de isleños, en la última había hace unas semanas, una chica embarazada que me parece que fue quién me saludó en la pasada, pero por estar sin bebé y sin panza me dejó la duda acerca de si era ella.
Vivo en un país donde la naturaleza explota, tenemos un delta maravilloso y que como al Rio de la Plata, muchos le dan la espalda. Es cierto que el agua color de león no le sienta, pero es así, un lugar único, único como vos y yo.